BALĀSANA, postura del niño
home // page // BALĀSANA, postura del niño

BALĀSANA, postura del niño

BALĀSANA, postura del niño
Cuando te sientas abrumado, exhausto, o simplemente necesites un tiempo para ti mismo, siempre podrás acudir a este asana. Piensa que tu esterilla es como tu propia isla y aprovecha para restaurar tu energía, para hacer un breve “reseteo”. Este simple acto de rendición, puede ser la mejor salida para esos momentos de confusión y puede llegar a tener una influencia profundamente positiva sobre tu estado emocional. Unas cuantas respiraciones profundas en la postura del niño, después de una confrontación o cuando te sientas bloqueado, pueden cambiar tu perspectiva en un instante.

BENEFICIOS
*Es sedativa, ayudando a aliviar estrés, fatiga y ansiedad.
*Estimula y fomenta la escucha de una respiración profunda, regular y estable.
*Aumenta el riego sanguíneo, mejora la circulación.
*Descarga hombros, caderas y muslos, así como los músculos, tendones y ligamentos de las rodillas.
*Relaja y flexibiliza nuestros órganos internos.
*Libera dolores de columna, y abre la musculatura posterior.
Nota: si no apoyas la cabeza, ayúdate con un soporte; por ejemplo una manta enrollada o un ladrillo bajo la frente o bolster bajo el abdomen, pecho y mejilla.

*Tiempo
Es una postura muy recomendable para hacer en cualquier momento del día. Se puede realizar tanto como gustemos entre 30 segundos y 3 minutos. Es especialmente buena para empezar el día justo al despertarse antes de hacer cualquier otra cosa. Al salir prestaremos atención al cambio de flujo en sangre y saldremos poco a poco para no marearnos, sobretodo si hemos pasado en esta postura mucho rato.

Yoga y Crecimiento Personal 🙏 🙏

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *